jueves, 8 de agosto de 2013

22. Maybe this is a mistake.

Alex giró la cabeza. No quería mirar, algo le decía que no debía mirar por su propio bien. Bianca y Harry se iban acercando, ambos con una extraña expresión en el rostro. Pero lo que más le sorprendió fue la reacción de Harry ante todo. 
No se sorprendió, como los demás, sino que lo aceptaba de una forma diferente.
Alex cerró su puño en un intento de autocontrolarse, pero no podía, y su subconsciente le engañaba. Por lo que sin apenas poder impedirlo, desvió la mirada para ver cómo los centímetros se iban consumiendo entre esos dos. La botella de alcohol estaba entre Niall y Louis, quizás si se daba prisa...
Sin pensárselo bien ni si quiera la primera vez, agarró la botella e hizo amago de echarse un poco en el vaso, pero antes de ellos dejó que se escurriera el cristal de sus dedos, derramando un poco de líquido sobre sus pantalones y el suelo.


- ¡Mi pantalón! - dijo alto fingiendo lo mejor que puso - ¡Se va a quedar con el olor! - todos la miraron, incluso los que se iban a besar, que se separaron, y Alex sonrió para sí misma en su interior. Liam agarró la botella y la puso bien.

- ¿Dónde están las servilletas? - preguntó Louis.

- Oye, tú eres un poco torpe, ¿no? - dijo Zayn divertido.

- Cállate anda.. .- Alex se puso de pie y miró a su novio - Louis, mejor que vaya Harry y que coja la bayeta - miró ahora a este - Tú, escarola, levántate y haz algo. - Harry gruñó y se fue hacia la cocina. - Bianca, ¿tú podrías acompañarme a mi cuarto para cambiarme?

- Claro- dijo ella. Se levantó y siguió a Alex por la casa hasta llegar al cuarto, entonces ahí, la anfitriona cerró la puerta.

- ¿Cómo no me dijiste que te gustaba Harry? - empezó a quitarse los pantalones - A ver, que no sé, no tenías ningún derecho a decírmelo, pero aquí eres como mi mejor amiga y yo te cuento todo - se deshizo de la prenda y fue hasta el armario a coger otra - y como que me siento un poco estúpida también por no haberlo adivinado, y además que yo esta mañana hablando sobre que si Harry me causaba no sé qué, y lo otro, y lo demás, pues no sé y... - ya había terminado de ponerse todo, y andaba de un lado para otro, mientras Bianca agachaba la cabeza.

- No me gusta Harry - dijo en bajo.

- ...Y claro, de repente veo que dices que es Harry el que te mola y me quedó un poco rayada con todo eso...

- No me gusta Harry - repitió un poco más alto, pero nada, caso omiso.

- ... Y joder, pero que me parece genial que te guste y tal, yo con Louis y tu con Harry de puta madre, además él contigo como que se lleva bien...

- ¡Qué no me gusta Harry! - gritó llamando la atención, por fin, de Alex. Ella la miró con los ojos abiertos.

- ¿Cuánto has bebido tú?

- Pues lo mismo que tú, pero el caso es que no me gusta Harry.

- Pero dijiste...

- Ya sé lo que dije.

- ¿Entonces?

- Niall necesitaba una respuesta, y no iba a creerse que no me gusta nadie - mintió - Asi que dije lo primero que se me pasó por la cabeza.

- Asi que no te gusta Harry... - Alex dejó escapar una sonrisa.

- ¿Y tú ahora por qué sonríes?

- ¿Yo? - relajó la cara - Por nada.

- Tenía razón en que te gus... - Alex levantó la mano.

- Calla un momento. Escucha... - se quedó mirando al vacío, oyendo una melodía. Era 'Wonderwall' de Oasis. - ¡Mi móvil! - fue a salir, pero se volvió hacia Bianca. - Y no me creo lo de que no te guste nadie, alguien habrá. ¡Y lo descubriré! - salió del cuarto y fue hacia el salón, donde Victoria hablaba con Cecilia, quien apoyaba la cabeza en el hombro de Niall, y este, mientras tanto hablaba con Zayn y con Louis. Liam y Harry no estaban, seguramente se encontrarían en la cocina. Y anda, mientras tanto el móvil sonando - ¿Nadie me iba a avisar? - dijo Alex antes de lanzarse a por el teléfono.

- Uf, pereza - contestó su prima. Alex la fulminó con la mirada antes de responder a la llamada.

- ¿Sí? 

- Alex, cielo, ¿qué tal? 

- Ah, hola Grace - dijo yendo hacia la cocina justo cuando Bianca bajaba las escaleras. - Sí, todo muy bien.

- No la estaréis armando mucho, ¿verdad? - Alex le acarició el pelo cortó a Liam cuando le vio, y Harry se giró para verla, mientras bebía un vaso de algo que parecía una mezcla de un refresco y alcohol.

- No, no hemos hecho nada fuera de lo normal. - Liam le tiró del pelo a ella, por lo que Alex puso una mueca, y después el chico salió. Ella se quedó con Harry, mirándose.

- ¿Y has bebido?

- ¿Yo? Por favor, si ya sabes que no bebo - sonrió.

- Claro, y yo soy virgen.

- Uf, pues la menopausia te pillará dentro de poco... - Harry frunció el ceño, sin entender nada, y Alex negó con la cabeza.

- Oye, que aún soy joven... Bueno, a lo que iba. Que Robin y yo vamos a tardar más, que hoy tenemos espíritu fiestero.

- Vaya dos...

- Tú tienes más peligro que yo asi que... Bueno, que eso. Pasároslo bien. Y no te acuestes muy tarde.

- Tranquila. Adiós Grace.

- Adi...

- ¡Espera! One thing.

- ¿Qué pasa?

- ¿Hay alguna persona que no vaya a ir a la boda?

- ¡Es verdad! Pues mira, tus tíos de Alaska no pueden venir. ¿Y te acuerdas de tu prima segunda o tercera, Lidia, y de su marido?

- Sí.

- Pues estas dos semanas van a estar en Nueva Zelanda, que tenían el viaje organizando desde hace tiempo porque festejaban el no se cuantos aniversario de la primera vez que hablaron y se conocieron, y no pueden. Por lo que tienes cuatro vacantes libres para invitar a quien quieras. 

- ¿Enserio?

- Sí. - Alex dio un pequeño grito, mientras Harry seguía con la mirada confusa.

- Muchísimas gracias.

- Nada, ya sabes que cuanta más gente mejor. Y ahora sí que sí, que Robin me reclama.

- Salúdale de mi parte.

- Vale, adiós Alex.

- Adiós - y colgó.

- ¿Qué quería? - preguntó Harry.

- ¿Qué te hace pensar que te lo voy a decir?

- Vaya, y luego me llamas a mi borde.

- Y también te llamo gilipollas, que no se te olvide. - Harry contuvo una sonrisa.

- ¿Vas a invitar a estos a la boda?

- Sí.

- Me parece una buena idea.

- ¿En algún momento te he preguntado sobre tú opinión?

- No.

- Pues entonces. - Alex se dio la vuelta justo cuando el chico resoplaba. Le salía estar así de borde, además ese día, que Harry hubiese besado a Bianca, puesto que él no sabía que ella no estaba por él. O eso creía. - Y coge otra botella. Tequila, vodka o negrita, da igual, lo que pilles. - y salió del cuarto, encontrándose a todos sentados, siguiendo hablando. - ¡Chicos! - todos se callaron para escucharla, mientras Harry pasaba detrás de ella con la botella. - Tengo una noticia que daros.

- ¿Embarazada ya? ¿Tan pronto? - dijo Niall riendo. Cecilia le tapó la boca.

- Déjala que hable anda, tan pesado como siempre. - después le sonrió y le dio un beso en la mejilla. Uy, cuanta tensión sexual acumulada... Además se notaba el contentillo de Cecilia.

- Pues mira, lo que iba a decir es que en una semana es la boda de mis tíos. Y vosotros - dijo indicando a Louis, Niall y Liam - Ya estáis invitados - miró a Harry - ¿Verdad, escarola?

- Sí, fregona. - le contestó exagerando la sonrisa en la cara. Algunos de los presentes de rieron.

- Y bueno, sigo. Y que pueden venirse más personas, entonces el resto si queréis venir pues perfecto. - Bianca y Zayn se miraron entre ellos, sonriéndose, mientras que Cecilia bajó la cabeza. pensaba que eso no iba hacia ella, sino a los otros dos que estaban más integrados. Alex notó al reacción de ella. - También va por ti, eh, Cecilia. - esta levantó la cabeza confusa.

- ¿Yo? Pero si solo... De un día...

- Que si, además así puedes ir de acompañante de Niall. - Cecilia se sonrojó.

- ¿Entocnes todos los de aquí vamos? - dijo Louis. Todos asintieron.

- ¿Y habrá damas de honor jóvenes? - preguntó, cómo no, Zayn.

- Alex y yo somos las damas de honor - contestó Victoria.

- Y la mejor amiga de Grace que tiene cuarenta años, está casada y con dos hijos. 

- Mierda...

- Vaya, parece que ese día nos vas a conseguir nada... - dijo Bianca mientras le revolvía el pelo a su mejor amigo.

- Pues te violo a ti, ya ves tú que problema.

- No creo que eso le guste a Harry - dijo Liam. El susodicho y Bianca se miraron, sin acordarse de lo que había ocurrido antes, y Zayn tuvo que contenerse para no echarse a reír.

- Mmm sí - cortó Alex - Y a todo esto, ¿qué hora es?

- Las once y veinte - contestó Louis.

- Uf, yo aún tengo tiempo - dijo Cecilia.

- Y yo - apoyó Liam.

- Podemos jugar a otra cosa con... esto - Victoria cogió la botella de tequila que trajo Harry, ya que de la segunda de vodka quedaba aún pero poco.

- Aún queda el beso entre Harry y Bianca - dijo Niall.

- No, no, podemos jugar a otra cosa - habló la pelirroja.

- ¿Yo Nunca? - sugirió Zayn. A todos les pareció bien. (Vale a ver, intuyo que casi todos sabréis cual es el juego, pero para los que no lo explico. Se trata de que una persona dice por ejemplo "Yo nunca he viajado en avion", pues quien lo haya hecho bebe. Puede beber hasta la persona que ha dicho la frase del "Yo nunca..."). Rehicieron el círculo en el que estaban, solo que ahora el orden era Alex, Bianca, Zayn, Liam, Niall, Cecilia, Victoria, Harry y Louis. - A ver, ¿quién empieza?

- Venga, yo - dijo Harry.

- Y hay que decir cosas de estas ya sabes, subiditas de tono, - comentó Louis.

- Madre mía... Tengo depravado mental por novio. - Louis pasó un brazo por los hombros de Alex y la acercó a él, después le dio un suave mordisco en el cuello, yAlex se rió pro las cosquillas que le hacía.

- A ver... - interrumpió Harry mientras llenaba los vasos de tequila. Después cogió la de vodka antigua y se bebió lo que quedaba a palo seco, así, de jajas. - Yo nunca... He besado a una persona de mi mismo sexo.

- ¡Espera! - dijo Bianca antes de que nadie hiciese nada - ¿Beso en plan pico que que se dan las tías de broma o beso beso?

- Beso beso. - Victoria cogió su vaso y bebió, y todos se la quedaron mirando.

- ¿Qué? ¿Vosotros nunca? ¿Ni borrachos?

- Bueno, Liam y yo... - dijo Niall.

- ¡No! - le cortó su amigo - ¡Acordamos no volver a hablar de eso! - todos se rieron, y Victoria, mirando con malicia a Liam, se giró hacia Niall.

- ¿Qué pasó? - Niall miró a su amigo.

- Tío, estamos entre amigos.... - el otro suspiró asintiendo - Pues nada, que un día estábamos en mi casa, y yo estaba en el baño, y Liam también necesitaba entrar, y al salir pues que... nos chocamos... Y lo típico que se acaban juntando cosas durante un segundo y ya... - todos rieron por lo bajo, pero no por la situación en sí, sino por la cara de Liam, que era épica.

- Bueno, eso le puede pasar a cualquiera - dijo Bianca mientras Harry llenaba el vaso de Victoria. Dejaron el tema del beso y siguieron.

- Mmm.. - empezó a decir Louis - Yo nunca... me he masturbado - contuvieron una risa mientras todos bebían.

- ¿En serio Bianca? - preguntó Victoria. Ella se encogió de hombros - Perdoname por el comentario, pero tienes cara de inocente. - Bianca y Zayn se miraron y estallaron en carcajadas.

- ¿Bianca inocente? - dijo Zayn - Hay muchas cosas que no sabéis de ella.

- ¿Como cuales? - preguntó Louis.

- Mmm... Cosas secretas... - dijo Bianca. Los vasos se volvieron a llenar.

- A ver... - dijo Cecilia. - Yo nunca he hecho un trío.- Liam y Zayn bebieron, después se miraron, se rieron e hicieron el choque de tíos ese que todos los chicos tienen. Rellenaron el de los dos.

- Aún recuerdo la época de capullo de Liam - dijo Harry echándose el pelo para atrás. Qué cabrón, conseguía a todas. - Victoria alzó la mirada y se encontró con los ojos del castaño, ambos tenían una mirada con ciertos ápices tristes. ¿Por qué ella se sentía así? 

- Yo nunca me acostaría con una persona casada. - dijo ella rápidamente para desviar la conversación. Cecilia y Harry bebieron y los demás se les quedaron mirando.

- Es que imaginad que es el amor de mi vida - contestó la chica. 

- Claro - apoyó Harry - Y la tentación es difícil de contener. - dicho esto miró a Alex quién tragó saliva y cortó la conexión visual agarrando la botella y llenando los vasos vacíos.

- Pero no sé... Estaría casado o casada - defendió Zayn.

- El amor es el amor - dijo Cecilia. Los vasos vacíos volvieron a tener alcohol.

- Yo nunca perdí la virginidad antes de cumplir quince - dijo Liam. Tanto Bianca como Cecilia bebieron. Se miraron y sonrieron.

- ¿En serio? - preguntó Niall asombrado a las dos.

- Sí bueno, las hormonas... - contestó la pelirroja. De nuevo el proceso de llenar los vasos.

- Yo nunca me acostaría con alguien de aquí - dijo Bianca. Todos, absolutamente todos, bebieron.

- Vaya, aquí hay tensión sexual no resuelta - dijo Louis.

- No, pero a ver - empezó a hablar Niall mientras rellenaba los vasos - eso era obvio. Todos nos queremos acostar con alguien de aquí.

- ¿Tú con quién, eh, rubio? - preguntó Liam.

- Pues contigo no, no te hagas ilusiones - le respondió divertido. Niall se giró y miró a Louis y a Alex - Vamos a ver si os ha dado tiempo a copular con solo un día de novios. Yo nunca me he acostado con alguien de esta sala. - Cecilia y Zayn bebieron, un poco dudosos. Mientras tanto, Victoria estaba sin respirar durante unos segundos. Miró a Liam, y este le miraba fijamente. Había temido que pasase algo por el estilo. ¿Ahora que iba a decir? Liam, con dos cojones, cogió el vaso y se tragó la pequeña cantidad del tirón. Y ella, tragándose su orgullo, hizo lo mismo. Todos abrieron la boca.

- A ver, a ver... - dijo  Harry - Lo de Cecilia y Zayn estaba claro, pero...

- ¿¡Te acosaste con Zayn en el cumple de Niall y no me lo dijiste!? - le echó en cara Alex a su prima.

- Y tú tío - habló Niall hacia Liam - sé que es imposible que me digas todas esas que acabaste tirándotelas, pero Cecilia es Cecilia, podrías habérmelo dicho.

- Ey- cortó la chica rubia- Que yo no me he acostado con Liam.

- Ni yo con Victoria - Zayn puso las manos en alto.

- Entonces... - dijo Alex - No.

- Me he perdido - expresó el irlandés.

- Niall... - Liam subió la cabeza y le miró serio. - Victoria... Ella es la chica.

- ¿Qué? - se oyó decir a Louis y a Harry a la vez.

- Vamos no me jodas... - Niall se pasó una mano por la frente.- Es verdad, mencionaste alguna vez algo de no se qué Victoria.

- ¿Pero no se llamaba Violeta? - preguntó Louis, y Liam negó.

- ¿La famosa, famosa chica? - dijo Cecilia.

- ¿Tú... sabes lo que pasó? -  le preguntó Liam.

- Todos lo saben. En el instituto las noticias corren.

- Joder... - Victoria se levantó de un salto.

- Lo siento pero yo... Creo que debo irme. Adiós a todos, gracias, y... Bueno, encantada de conocerte, Cecilia. - no dejó tiempo a que nadie contestara pues ya se estaba escabullendo de allí.

- Voy con ella para acompañarla a casa. - dijo Liam. También se levantó y empezó a despedirse de todos. Después abandonó la casa.

- Wow - dijo Zayn cuando todo quedó en silencio.

- Sigo sin creermelo - habló Harry mientras negaba con la cabeza.

- Victoria... - Louis sonrió ladinamente - Y yo pensando que se llamaba Violeta.

- Es que no lo entendéis...- Niall se pasó la mano por los ojos - Liam se pilló muchísimo por esa chica. Tuve que aguantar durante cuatro meses comentarios sobre lo perfecta que era ella y su cuerpo, y que era como su igual...

- ¿Entonces ellos lo han estado ocultando todo este tiempo? - preguntó Cecilia.

- No, - contestó Alex - Victoria cuando vio a Liam por primera vez, bueno, por segunda, dijo que le sonaba su cara, pero no conseguía saber por qué.

- ¿Y te acuerdas del miércoles, cuando salió corriendo tras decir un comentario sobre acostarse con un chico este finde semana? - recordó Bianca - Y que luego se puso super rara.

- Pero Liam sí que lo sabía, ¿no? - Louis asintió.

- Estaba aprovechando su segunda oportunidad.

- Yo sigo sin creermelo... - habló Harry. Se quedaron en silencio, respirando.

- Yo... Me debería ir - informó Bianca. -Que mi madre está sola y a lo mejor le da la vena de beber y hacer pedidos de la teletienda - los demás rieron brevemente.

- Te acompaño hasta tu casa, ¿vale? - dijo Zayn.

- Si te hace ilusión...

- Pero qué borde eres conmigo pelirroja...

- Yo también me voy con vosotros, - dijo Louis - que las primeras calles me pillan de paso. - Se pusieron de pie y se despidieron, dando las gracias por todo. Louis y Alex se dieron un corto pero intenso beso, en las narices de Harry y Bianca, cosa que no fue satisfactoria. Para uno menos que para el otro. - ¿Comemos juntos mañana? - le preguntó a su novia.

- De pende de a donde me lleves.

- Mmmm, ¿picnic en un césped? ¿Pizza? ¿Fresas?

- Me gusta - sonrió. Se dieron otro beso, ya el último, y tanto Louis como los otros dos amigos, se fueron. Los cuatro que quedaban en la casa estaban en silencio, hasta que Niall lo rompió.

- ¿Cómo es que perdiste la virginidad a los catorce? - le preguntó a Cecilia bruscamente.

- Pues no sé, simplemente sucedió.

- ¿Y con quién fue?

- Ay, no te lo voy a decir.

- ¿Por qué?

- Porque me da vergüenza.

- Venga....

- Vale... ¿Te acuerdas de Cole Fhroel?

- ¿El de dos años más que se fue a vivir a Alemania tras graduarse?

- Sí, ese.

- Pero...

- Salimos durante una temporada. Pero si te sirve de consuelo, fue cuando quedaban solo tres semanas para cumplir quince. - Niall sonrió irónicamente - Y mmm... Yo también me tengo que ir. - se puso de pie. Mientras ellos hablaban, Harry y Alex habían aprovechado para recoger los vasos, botellas y demás.

- Me voy contigo - le dijo Niall a Cecilia.

- ¿Qué? ¿Hasta mi casa? - ella frunció el ceño.

- Sí.

- Pero si ni te pilla de camino.

- No voy a dejar que vayas sola.

- Bueno, vale... Si insistes...

- ¿Os vais ya? - preguntó Alex colocando los cojines. Harry iba detrás de ella.

- Sí, que la señorita tiene que irse y yo la acompaño para que no la pase nada.

- Si lo dices así - dijo Cecilia a Niall - parezco una niña de tres años indefensa.

- Pues casi igual, porque lo de tus tres años es cierto, o al menos mentales. - Niall se rió mientras Cecilia se lanzaba a por él y le tiraba del pelo.

- Los cojines no van así - le dijo Harry a Alex.

- ¿Acaso me vas a decir tú cómo van? - le contestó ella con bordería.

- Uf, - resopló - Ni si quiera por unos putos cojines te muestras agradable conmigo. - Alex abrió los ojos incrédula.

- Perdona pero yo no fui la primera en comportarse como una gilipollas con el otro. Te recuerdo que fuiste tú. - de repente Harry se pegó a ella por la espalda y acercó su boca al oído de Alex.

- Pero sabes perfectamente por qué me comporté así... ¿Verdad? - ella tragó saliva y echó el codo hacia atrás, dándole un golpe y apartándolo.

- Em bueno... - habló Niall mientras se colocaba de nuevo el pelo - Nos vamos.

- Si claro. - Los anfitriones acompañaron a los dos rubios hacia la puerta. Allí, se despidieron. Cecilia agradeció lo de la invitación a la boda, y después de eso, se fueron. Alex se dio la vuelta y se encontró con Harry, apoyado en una pared, mirándola. - ¿Qué pasa escarola?

- Me voy a la cama, fregona - respondió marcando lo de fregona.

- Como si te vas a un puticlub. - Harry rió por lo bajo y se acercó a ella.

- Una cosa, ¿por qué te has tirado a posta el vodka encima hoy?

- Yo no me he tirado nada encima a posta - dijo ella temerosa. Harry frunció el ceño, divertido, y se acercó más.

- No será porque te ponía celosa que me fuese a besar con Bianca, ¿verdad? - 'Pues sí, imbécil' contestó en su cabeza.

- Yo no me he tirado nada encima a posta - repitió un poco más segura.

- Responde a mis preguntas.

- Lo haré cuando tú lo hagas con las mías. ¿O acaso no te acuerdas de la conversación de ayer? - el chico cerró los ojos suspirando.

- Me voy a la cama. - dijo finalmente.

- Cobarde de mierda... - Alex echó a andar hacia el salón.

- ¿Qué has dicho? - él la seguía, habiendo oído perfectamente lo que ella había dicho.

- Nada.

- Oye, ¿no me vas a dar un beso de despedida?

- Ni en tus mejores sueños. - Harry la miró burlón, y rápidamente, se acercó a ella y le dio un lametón en toda la mejilla, estilo vaca. Ella gritó mientras se limpiaba, a la vez que él subía las escaleras. Se paró en un escalón y la miró.

- Buenas noches pequeña.

- ¡Pequeña tu polla! - le gritó ella enfadada.



(...)



Victoria salió de la casa de su prima y cerró la puerta. Suspiró, acumulando aire del exterior en su cuerpo. Menuda noche...
Bueno, menuda noche no. Menudas dos semanas... Es que en cuanto apareció Liam (de nuevo) todo en ella estaba patas arriba.
Anduvo unos pasos, pero no llegó a dar diez cuando la puerta de la casa se volvió a abrir.
Se giro y bufó en cuanto vio a la persona.
Pero la verdad es que se lo esperaba.


- ¿Qué haces aquí? - preguntó ella a Liam cruzándose de brazos.

- Acompañarte a casa. - respondió.

- ¿Pero y si yo no quiero que me acompañes?

- Oye, ¿por qué estás enfadada? Se supone que debería ser yo el enfadado, puesto que te fuiste sin decirme nada.

- ¿Otra vez vas a sacar ese tema? - a Victoria se le quebró la voz. Estaba harta de ese tema.

- Si tú no quieres hablar de él, pues no hablamos.

- No quiero hablar de él.

- Esta bien. - Victoria comenzó a andar, sabiendo que Liam la seguiría, y acertó puesto que el chico dio un pequeño aventón y se colocó a su lado. Las primeras manzanas las recorrieron bajo un silencio incómodo. Ni siquiera se miraban - Oye... - rompió Liam el hielo - Que... tu tatuaje me gustó.

- Mira Liam - contestó ella con realidad - Ya es demasiado incómodo que los dos estemos caminando hacia mi casa, y si hablas pues se hace peor. Asi que no hagamos de esto un mal rato - Liam rodó los ojos - Y... Gracias - pero acabó sonriendo.


Siguieron caminando en silencio, solo que esta vez ella, en ciertos momentos, miraba de reojo al chico. La verdad es que esa camiseta negra de manga larga le quedaba muy bien, ajustándose a su cuerpo, con una chaqueta gris encima. Por no hablar de la gorra roja y negra dada la vuelta que estaba en su cabeza.
Pero lo que siempre le iba a gustar más a Victoria era su nariz. ¡Tan graciosa...! Se rió hacia dentro.
Tenía que admitir que ese chico era especial, no como los demás. Un caballero cuando debía serlo, pero luego tenía su lado salvaje y rudo era como Oh Dios Mio. Y ella se alegraba de haber conocido a esos dos aspectos: al Liam fan de Toy Story, friki de Batman y al Liam que la pegaba contra una pared y le quitaba el sujetador en un solo segundo.
A lo tonto y a lo loco, ya habían llegado a su casa.


- Pues... Gracias por acompañarme... - dijo ella andando hacia la casa. Liam le agarró una mano y tiró.

- Ey, Victoria... - Liam bajó la mirada, pero la volvió a alzar - Lo siento... - ella se quedó confundida. Si alguien tenía que pedir perdón tenía que ser ella, no él.

- ¿P...Por qué?

- Bueno, por varias cosas... Por ejemplo me colé en tu casa sin tu consentimiento, dos veces. - ella sonrió tristemente al recordar ese nefasto día. Aunque bueno, le volvió a besar, asi que no fue tan nefasto.

- Pues yo... También lo siento... Por todo... - dijo ella. No quería especificar, pues había muchas cosas que había hecho mal. - Liam la miró esperanzado. Tiró más y la acercó a él, estrechándola en sus brazos. Victoria no reaccionó, sino que se quedó tensa.

- Venga, relájate. Es solo un abrazo - le dijo - Además, creo que ambos lo necesitamos... - y tenía razón, y Victoria lo sabía. por lo que suspiró, quitándose la tensión que la rodeaba, y pasó los brazos por debajo de la chaqueta de él, rodeando su cintura por encima de la camiseta negra. Apoyó la cabeza en su pecho, mientras Liam, con una mano, le acariciaba el pelo. Ambos se quedarían en esa posición para siempre si pudieran. Era tan... reconfortarble... acogedor... Pero todo lo bueno se acaba, por lo que fueron separándose lentamente. La barbilla de él acariciaba la frente de ella, puesto que era más bajita. Victoria alzó la cabeza, siendo consciente de lo que suele pasar cuando dos personas tan cerca se miran. Liam puso un mechón del pelo de ella tras la oreja, rozando su mejilla mientras pasaba. Victoria estaba hipnotizada por sus ojos. Eran marrones, corrientes, pero podía asegurar que eran los ojos más bonitos que había visto.

- Eh, adiós Liam - dijo rápidamente, separándose, impidiendo que pasase algo más. Se dio la vuelta y empezó a caminar hacia la puerta - Hasta mañana.

- ¿Eso significa que mañana nos vamos a ver? - Liam sonrió. Se giró para verle.

- No he dicho eso, se me ha escapado.

- Bueno, quien sabe, a lo mejor mañana ambos nos llevamos una sorpresa. - Victoria vaciló un poco antes de girarse y meterse en la casa.


Obvio que se iban a llevar una sorpresa.



(...)



- Asi que Harry, ¿eh? - dijo Zayn divertido. Louis ya se había desviado hacia su casa, y ahora él y su mejor amiga iban hacia la casa de la chica.

- Cállate que lo he pasado fatal. ¡Casi nos besamos!

- Ya, menos mal que a Alex se le ha caido la botella.

- Ya...

- Por cierto, ¿Harry sabe eso?

- ¿Lo de Louis? - Zayn asintió - Sí, se lo conté hoy en el recreo.

- Oye, esto va a buenas, Harry me parece un tío genial, ¿pero por qué él? 

- Está pasando por lo mismo que yo.

- ¿Alex?

- Sí. - puso una mueca.

- Vaya, de lo que se entera hoy uno.

- Sí, hoy ha sido un poco movido. ¿Y sabes de qué me he dado cuenta?

- ¿De qué?

- ¡De que el alcohol era una mierda! No me ha subido nada, y ya sabes como me pongo yo con el alcohol. - Zayn rió.

- Si bueno, aunque has confesado lo de tu virginidad. Y eso no lo hubieses hecho estando normal.

- Ya, es verdad... Me lo he pasado bien, ¿sabes?

- Yo también.

- Deberíamos estar siempre con ellos.

- Ya estamos siempre con ellos.

- Me has entendido - llegaron a la casa de la chica. - La verdad es que no tengo sueño - dijo mirando hacia su casa. 

- Ni yo.

- Mmm... ¿Te apetece, no sé, que veamos una película ahora? 

- Me parece bien. ¿Tú madre estará de acuerdo?

- Si por ella fuera vivirías en mi casa.

- Es cierto, no sé ni porqué pregunto. Bueno, ¿entramos? - dijo Zayn antes de coger el móvil para escribirle un mensaje a su madre explicando que estaría con Bianca.



(...)



Alex estaba en su cama. Ya se había puesto el pijama y lavado los dientes.
No se podía dormir. Además, aún no habían llegado Grace y Robin. 
Notó como la puerta de su cuarto se abría.


- Alex, ¿estás dormida? - preguntó Harry susurrando.

- Sí... - contestó ella fríamente poniéndose boca a bajo. Harry sonrió y se metió en el cuarto, sentándose después en el colchón - ¿Qué haces? - dijo ella incorporándose.

- Nada, ¿es que acaso no puedo entrar al cuarto de mi hermana?

- No soy tu hermana - dijo borde. 

- Es verdad, los hermanos no tienen indicios de besarse. - ella resopló.

- ¿A qué has venido? 

- A hablar. 

- A claro, ahora quieres hablar, cuando al niño le de la gana. Pues siento defraudarte pero yo no quiero hablar contigo. ¡Y nunca he tenido indicios de besarte! - Volvió a tumbarse, tapándose más con la sábana, y dándole la espalda. Notó cómo se movía y una brisa de aire llegaba hasta sus piernas. Además, notó el cuero de Harry muy cerca del suyo, poniéndola nerviosa. Se giró y vio al chico metido en la cama, junto a ella. - ¿¡Qué coño haces!? - del susto que se pegó saltó de la cama y cayó al suelo. Harry se empezó a reir. - ¿Pero eres imbécil? A ti lo de que tu mejor amigo sea mi novio no te dice nada, ¿verdad?

- Ey, has sido tú la que has pensado que tengo intenciones malas, no yo.

- Vete. - exigió.

- Échame. - ella resopló.

- ¡No te aguanto! - dijo ya harta. - ¡Eres bipolar o yo que sé, pero conmigo te comportas como te da la gana! Me da igual si te gusto, si me odias o yo que sé, pero solo déjame en paz, ¿es mucho pedir? - Harry sonrió maliciosamente, cerró los ojos y se removió en la cama.

- Me gusta esta almohada - contestó sin más, haciendo caso omiso a lo que decía. Alex gruñó.

- Mas te vale no acercarte más a mí, o juro que Louis se enterará de todas las cosas que haces, y no creo que le haga gracia.

- Ajá. - dijo aún con los ojos cerrados. Alex apretó los puños y, enfadada, salió del cuarto. Caminó por el pasillo hasta llegar a la habitación de Sophie. Abrió la puerta y se metió en él,



(...)



- Ya hemos llegado - dijo Niall en cuanto se pararon enfrente de la casa de la chica.

- Parece que sí.

- Ahora dime, - pidió él - ¿Te has arrepentido de venir?

- No, la verdad es que no... - Niall dejó soltar el aire.

- Menos mal, no quería separarme de mi guitarra. - ella rió - Bueno, te veo el lunes.

- Igualmente, que te lo pases bien en Irlanda.

- Gracias - se acercó a ella y le dio un beso en la mejilla. Cecilia sonrió ruborizada, y se dio la vuelta para ir hacia la puerta de casa. ¡Pero no! No podía quedarse así. Necesitaba hacer algo.


Se giró hacia Niall, que seguía de pie ahí, esperando a que entrase. Anduvo rápidamente hacia él, y con valentía, poniendo las manos en su cuello, le besó.



-------------------------------------


Holaa! no tengo mucho tiempo
hubiese subido antes pero esque las de WhatsApp me entretuvieron (ya saben quienes son)
La verdad es que no me gusta como ha quedado el cap, pero bueno
siento si hay muchas faltas de ortografia, que no em ha dado demasiado tiempo para revisar
un beso y gracias por leer:)

9 comentarios:

  1. Yupiiiiii!!!! HA BESADO A NIALLER!!! Jolin Lidia....otro capitulo en el q me atacala risa nerviosa esa q me entra cuanfo te leo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajajajajaj ya vereis que pasa con el beso....

      Eliminar
  2. Aaah, que no te gusta dices? Madre mía, si ha estado genial! Ciall son tan monos :3. La verdad es que Bianca me da pena... A ver si pronto pas algo con Louis y Alex. Siguiente! Un beso. <3
    Lia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No em anima la verdad ajajaja
      Ya vereiiiiis
      Un bsooo

      Eliminar
  3. OH DIOS. CECILIA CON NIALL. Son adorables.
    Pienso que al final Harry si se quedará con Bianca y Alex podrá ser feliz con Lou :')
    Ay y Liam y Victoria que? Necesito que sean novios ya,me pone nerviosa su relación.
    Solo falta Zayn JAJAJAJAJAJAJAJAJA
    Zayn se vendrá conmigo,eso lo sé yo JAJAJAJAJJA.
    Besitos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yaa, Ciall son asdfghjklñdfghjk
      Es interesante ese final, pero noooo
      no pasara eso
      jajajaj A Zayn le tengo guardado una sorpresita
      Un besoooo

      Eliminar
  4. Me a encantado el beso, pero ¿que era eso de lo de la prima segunda o tercera Lidia? ¿Y lo de Nueva Zelanda? ¿Cómo puede estar Lidia allí con su MARIDO si su marido es Niall y Niall se está tirando a Cecilia? No me líes joder.

    ResponderEliminar